Las Marzas

Una de las Costumbres que mejor se han conservado y que más arraigo tiene en Mecerreyes, es la del Canto de Las Marzas, tradición muy extendida por la práctica totalidad de la geografía burgalesa, al igual que en Cantabria, Norte de Palencia y pueblos de Soria limítrofes con Burgos.

Pues bien, cuando en la mayoría de estos lugares, casi desapareció, en Mecerreyes, podemos estar orgullosos de haber resistido y no hemos dejado que estos Cantos de Marzas quedaran en el olvido.

El origen de las Marzas, puede guardar relación con el comienzo del año Romano,

Para el investigador Caro Baroja  “los mozos son los descendientes de los que en otra época salieron con motivo del comienzo del año o “Kalendae Martiae” cantando las llamadas “martiae”, que anunciaban la venida del primer mes del año dedicado a un dios de la agricultura, después de los meses purificatorios”.

Con el paso de los años, Las Marzas se convirtieron en cantos de ronda en la que los jóvenes del pueblo, salían a las 12 h. de la noche, en el paso de Febrero a Marzo, a recorrer las calles, formando dos grupos y cantando al calor de las hogueras, mientras recorrían las calles de la localidad y las mujeres escuchaban desde los balcones.

En la actualidad, además de cumplir con la tradición y mantener el legado que nos dejaron nuestros mayores, es una de las fechas obligadas, en que los guiletos acuden a su pueblo.

Por la mañana se reúnen los jóvenes para ir al monte a por támbaras, para forman las hogueras alrededor de las cuales se cantarán las Marzas.

Al  dar las 12 h. en el reloj, todo el pueblo (chicos, chicas, niños y mayores) salen a la calle para cantar. Formando dos grupos, uno a cada extremo de la calle, dan comienzo Las Marzas, empezando uno de ellos y contestando el otro, así hasta completar las 64 Coplas divididas en 5 apartados:

INVOCACIÓN – CANTO A LA NATURALEZA – CANTO A LA JUVENTUD – CANTO A LA NATURALEZA Y DESPEDIDA

Compartir / Enviar