Sin lugar a dudas, la fiesta mayor en la villa, pues se trata de nuestro Santo Patrón y protector.

La fiesta en el calendario es el 11 de noviembre y a este día le precede una solemne novena.

El día del Patrón San Martín, o de la función como se solía decir antes, comienza con la procesión del Santo que recorre las calles entre vivas y acompañado por todo el pueblo, con música y cohetes alegrando el recorrido.

Terminada la procesión empieza la solemne misa oficiada por varios sacerdotes, este día la gente está pendiente del sacerdote invitado por el párroco del lugar, para dar el sermón del Santo, al final se canta el Himno a San Martín.

Acabada la misa, los músicos esperan a la puerta de la iglesia a las autoridades y a los sacerdotes para bajar con alegre música al Ayuntamiento, donde se obsequia a todo el pueblo con un pincho.

Antes de ir a comer da tiempo para ir a la plaza a echar un baile, donde no falta el popular almendrero.

Por la tarde se cantan las vísperas al Santo y para cerrar la fiesta se termina con el baile, casi siempre a cargo de la muy conocida orquesta del pueblo “Los Anises”.